Lo que va a suceder después de prestar dinero a un amigo

prestar dinero a un amigo

“Si reclamas el dinero prestado, tendrás que de un amigo tu bondad te hizo un enemigo.”
Plauto (251 a.C. – 184 a.C.) comediógrafo latino.

Si un día cualquiera algún amigo viene a ti en busca de ayuda, tal vez prestarle dinero parecería una opción razonable en un primer momento. Esto es especialmente cierto si se trata de alguien muy cercano a ti y del cual piensas que nunca te fallará. Pero a pesar de que hay algunos aspectos positivos de prestar dinero es muy difícil justificar los riesgos.

Aquí te dejo diez cosas de lo que va a suceder cuando prestes dinero a algún amigo:

1. Tu amigo te apreciará.

Siempre es agradable sentirse apreciado y sobre todo al principio, tu amigo te estará muy agradecido por haberle prestado el dinero que necesitaba. Se volverá más complicado cuando sea el momento de que él tenga que regresar lo prestado pero al principio puede que tu relación de amistad se haga más fuerte.

2. Te sentirás bien contigo mismo.

Un acto desinteresado como prestarle el dinero a un amigo seguramente te llenara de un sentimiento cálido por dentro. Es agradable ser capaz de ayudar a alguien cercano a ti además de la satisfacción de hacer una buena acción a menudo, tal vez vale la pena el sacrificio.

3. Tú no ganaras ningún interés de lo prestado.

Vamos a considerar algunas razones por las cuales prestar dinero podría no ser una buena idea. Una de las razones que ya no nos produce tanto agrado es que mientras que el dinero está un banco puedes ir acumulando interés, cuando prestas dinero a un amigo el valor de la misma disminuye con el tiempo debido a la inflación. Esto significa que incluso cuando te llegue a pagar la totalidad del préstamo, todavía estarás en números rojos.

4. Es posible que desees el dinero.

Todos queremos tener cosas buenas. Lo más probable es que tú seas capaz de comprar cosas menos agradables después de haberle prestado el dinero a un amigo. Esto es menos que ideal aunque apenas lo suficiente como para darte una razón para no prestar dinero a alguien que lo necesita. Las razones que siguen a continuación sin embargo van a darte algunas razones mucho más convincentes.

5. Es posible que necesites el dinero.

Las fortunas pueden desaparecer muy fácilmente. La tuya puede ocurrir si te pasa algo inesperado como un problema médico o la pérdida de tu puesto de trabajo. En ese momento es posible que realmente necesites el dinero que prestaste a tu amigo con el fin de apoyar tu situación financiera y la de tu familia. Pero incluso si tu amigo está ahora financieramente mejor que tú en este momento, no hay garantía de que tú obtengas tu dinero de regreso cuando realmente lo necesites.

6. La fecha de devolución tiende a cambiar.

Por supuesto, esto es siempre y cuando tú hayas hablado con tu amigo de cuando te debería devolver lo prestado. Pero incluso si lo has hecho, el problema sigue siendo que tu amigo se sentirá menos presionado para reembolsar el dinero debido a tu relación de amistad. Esto es algo natural, tu amigo puede no darse cuenta de lo importante que era el acuerdo de devolverte el dinero en las fechas que habían establecido. Ellos siempre sentirán que deben esperar devolverlo cuando sea conveniente para ellos. Un aviso: nunca habrá realmente un momento conveniente cuando se trata de regresar una suma importante de dinero.

7. Es muy probable que tu amigo pida un nuevo préstamo de los demás.

La mayoría de la veces pedir dinero prestado sólo anima a la gente a depender más de los demás que lo que hacían antes. Esto no es culpa totalmente de ellos; es muy fácil llegar a depender de otros en lugar de asumir toda la carga por sí mismo. Si tu amigo cae en este mal pero fácil hábito incluso podría pedir otros préstamos. Si tú no se lo vuelves a dar, van a buscar a otros que sí podrían.

8. Es un tema difícil de llevar.

Es algo sumamente incómodo para un acreedor tener que llamar a alguien y solicitar el pago de un prestamo, Aun es más difícil abordar este tema si es alguien cercano a ti y que además no muestra ninguna inclinación a devolver el préstamo en algún momento cercano. Ese dinero podría crear una brecha entre los dos. Es por eso que los préstamos de dinero generan más problemas que un simple golpe a tu cuenta bancaria.

arruinar tu relación

9. Esto puede arruinar tu relación.

Este es uno de los riesgos más significativos de prestar dinero a los amigos. Si tu amigo no puede pagar o especialmente si no quiere devolverte el dinero, comenzarás a resentirte. Incluso si no piensas esto ahora mismo, terminaras resintiéndote tarde o temprano.

10. Puedes ayudar a tu amigo de otras formas.

Prestar dinero no es la única manera de resolver el problema de alguien. De hecho, dar dinero para resolver un problema puede muchas veces (aunque no siempre) ser una forma muy superficial de cuidar de tu amigo. Citando una metáfora muy nombrada, “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enseñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”. Con tu ayuda profesional y personal, tú amigo podría ser capaz de beneficiarse de manera más inteligente como conseguir un mejor trabajo o desarrollar hábitos de gastos y ahorro más saludables.

Definitivamente, hay algunas situaciones extremas cuando prestar dinero a los amigos es la mejor opción (por ejemplo, si ha ocurrido un accidente, etc.) pero si puedes evitar prestar dinero, es mejor mantenerse al margen.

¿Qué opinas de esto? Los comentarios están abiertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *