8 maneras en que la procrastinación puede destruir tu vida

procrastinación

Todos somos culpables de procrastinar* o postergar lo que tenemos que hacer en algún momento u otro de nuestras vidas; hoy en día a nadie esto le resulta esto extraño ¿verdad? Algunos de nosotros todavía podemos tener la suerte de darnos cuenta a tiempo y lograr hacer algo al respecto para remediarlo. Por desgracia para otros la procrastinación les va a robar sus sueños e incluso es capaz de destruir sus vidas.

La razón del por qué postergamos varía de persona a persona y no siempre es evidente. A veces es un miedo oculto que no queremos reconocer o incluso podría ser tan simple como no querer hacer algo porque simplemente no nos motiva. Cualquiera que sea la razón si tú sabes que eres una persona que siempre dejas lo que tienes que hacer para otro momento, ten mucho cuidado: esto tiene efectos mucho más perjudiciales de lo que puedes imaginar.

Estos son las ocho maneras más comunes en que la dilatación o procrastinación puede destruir tu vida:

1. Perderás un tiempo precioso

¿Cuánto tiempo has desperdiciado procrastinando? Esto no es fácil de decir pero estoy seguro de que puedes imaginártelo. Lo peor de procrastinar es el momento en que te das cuenta de que han pasado dos, cinco o diez años más y nada ha cambiado en tu vida. ¿A dónde se fue todo ese tiempo?

Esta es una sensación terrible porque no puedes volver hacia atrás las agujas del tiempo, simplemente tienes que vivir con el sentimiento de impotencia de saberlo. No hay nada peor que sentirse frustrado sabiendo que la situación podría haber sido tan diferente… ¡si sólo hubieras tomado el primer paso!

No te hagas esto a ti mismo, tú mereces tener lo que deseas.

Perder el tiempo

2. Vas a dejar ir todas las oportunidades

¿Cuántas oportunidades has desperdiciado debido a que no las aprovechaste cuando las tenías en frente tuyo y solo tenías que ir a por ello? Este es el momento cuando realmente te arrepientes y quisieras volver a tener esa oportunidad.

Lo que no te das cuenta es que esa oportunidad podría haber sido un cambio significativo de vida pero la has perdido. La mayoría de las oportunidades sólo se dan una vez; nunca podrás garantizar tener una segunda oportunidad.

Las oportunidades son la manera que tiene el mundo de darle más a tu vida, ¡hazte un favor y agárralas con las dos manos!

3. No serás capaz de cumplir con tus metas

La dilatación o procrastinación parece venir con toda su fuerza cuando nosotros consideramos la idea ponernos metas, de querer lograr o cambiar algo en nuestras vidas. Es posible que tengas un fuerte deseo de cambiar pero simplemente parece que no puede dar el primer paso hacia dicho objetivo.

Esto es normalmente muy confuso y desconcertante; puede que te encuentres pensando ¿Por qué es tan difícil ir a por algo que yo quiero tanto? Solo tú puedes responder esta pregunta, tendrás que explorar un poco más que te hace resistir el tomar acción.

Hemos establecido unas metas porque tenemos un profundo deseo de mejorar nuestras vidas de alguna manera. Si no lo haces debido a que estar postergado lo que tienes que hacer, vas a destruir la posibilidad de mejorar tu vida.

Descubre la causa fundamental de por qué estas dilatando ir por tus metas si esto te impide lograr tus objetivos, de lo contrario nunca va a alcanzarlos.

“Piensa en tu momento presente y rehúsate a postergar cualquier cosa que te pueda generar satisfacción.”
Wayne W. Dyer

4. Podría arruinar tu carrera profesional

La forma de trabajar directamente afecta a los resultados, a la cantidad de cosas que puedes lograr y lo bien que se realiza.

Tal vez la procrastinación te impide cumplir con los plazos o el logro de tus objetivos mensuales. ¿Qué consecuencia tendrá esto eventualmente en tu carrera? Es posible que pierdas promociones o peor; incluso podría estar en riesgo de perder tu trabajo. Tú puedes tratar de ocultarlo durante un tiempo pero no cabe duda de que la dilatación a largo plazo en el trabajo casi seguro que arruínala tu carrera profesional.

No mines tu propio rendimiento en el trabajo innecesariamente.

Postergar las cosas

5. Vas a bajar tu autoestima

Este es uno de los círculos viciosos en que estarías cayendo. Tenemos la tendencia de posponer las cosas a veces debido a una baja autoestima pero procrastinar no sólo reforzara esto sino que hará que baje más todavía.

Tú empiezas a dudar y a cuestionar lo que está mal contigo. Te puedes preguntar desesperadamente a ti mismo, “¿Por qué no puedo simplemente hacerlo?”

Tener baja autoestima destruye las vidas de muchas maneras. Cuando tenemos baja autoestima nos sentimos menos de lo que deberíamos ser y esto nos conduce a actos de autosabotaje. La procrastinación se come tu confianza poco a poco.

Si esto resuena en tu interior, céntrate en construir tu autoestima en lugar de aferrarte a la ilusión de que deberías ser capaz de hacer algo, ya que esto hará que te fuerces a ti mismo cuando sientas que no estás listo.

6. Tomaras decisiones equivocadas

Al posponer las cosas y tomar decisiones a partir de este punto de vista, casi siempre van a ser malas decisiones. Al posponer tomas decisiones sobre la base de criterios que muy probablemente no estarían allí si no procrastinaras, como el estrés que tendrás para finalmente tomar una decisión porque el tiempo se te acaba.

Las emociones influyen en gran medida en las decisiones que tomamos y la dilatación afecta a cómo nos sentimos en un alto grado.

Tomar malas decisiones tiene enormes efectos negativos en nuestros resultados, felicidad y vida.

7. Vas a dañar tu reputación

Cuando sigues diciendo que vas a hacer algo y no lo haces, tu reputación inevitablemente se empañara. Nadie quiere oír promesas vacías.

Además de dañar tu propia reputación, estás dañando tu autoestima y confianza en ti mismo. Vas a encontrar que se va a hacer más fácil para ti posponer las cosas cada vez que necesites hacer algo. La gente podría dejar de depender de ti y dejar de ofrecerte oportunidades, ya que podrían estar preocupados de que tú simplemente retrases los trabajos y ellos estén obligados a limpiar todo el desastre.

Una mala reputación siempre tiene varios efectos negativos subyacentes.

8. Arriesgaras tu salud

La procrastinación está vinculada al estrés y la ansiedad, estos a su vez están vinculados a problemas de salud. Si tu postergación te conduce a sentimientos de depresión, con el tiempo esta depresión comenzará a afectar a otras áreas de tu vida.

Si pospones demasiado las cosas, lo más que probable es empieces a estresarte y tener ansiedad, especialmente cuando otras personas o cosas están involucradas. Los estudios nos muestran cada vez más cómo el estrés y la ansiedad son perjudiciales para nosotros, tanto que el estrés le dicen el asesino silencioso.

Otra forma en que la procrastinación puede afectar a tu salud es cuando continuamente falta a los chequeos médicos y pospones cosas que hay que hacer como el ejercicio. El problema sólo empeora y las consecuencias son más desastrosas.

Recuerda que la procrastinación o postergación es como un hábito, es realmente difícil de abandonar, pero ¡se puede hacer o él podrá contigo!

La procrastinación (del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. https://es.wikipedia.org/wiki/Procrastinaci%C3%B3n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *