10 formas de utilizar mejor tu tiempo después del trabajo

Tiempo libre

Durante nuestra vida nos esforzamos constantemente por obtener logros en nuestra carrera profesional y nos educamos para alcanzar ciertos objetivos de acuerdo con nuestras ambiciones personales. Tener éxito trabajando en lo que nos gusta nos trae felicidad además de un sustancioso cheque a final de cada mes, lo que nos permite cuidar de nuestra familia, irnos de vacaciones, tener una vida agradable y comprar de vez en cuando cosas innecesarias pero que simplemente nos hace ser felices.

Sin embargo en este tiempo donde nuestras vidas están tan ocupadas, no debemos olvidar que al final el éxito no significará nada si nos olvidamos de nuestros seres queridos y ellos se olvidan de nosotros. Nunca estarás tan ocupado que no puedas hacer todo lo que desees después del trabajo, lo único que necesitas es una pequeña guía para ayudarte a utilizar mejor tu limitado tiempo libre.

1. Termina de trabajar siempre a la misma hora

“No dejes que ganarte la vida te impida hacer una vida.”
John Wooden (1910 – 2010) fue un entrenador de baloncesto estadounidense.

Hacer horas extras de trabajo no trae más que malos resultados y hace que sea imposible tener una vida privada. Probablemente tengas planeado hacer muchas otras cosas pero si trabajas horas extras no serás capaz de hacer mucho más que caer rendido sobre tu cama y dormir hasta la mañana siguiente.

Si quieres tener energía suficiente para tener una vida separada de la de tu trabajo, entonces definitivamente debes finalizar tu jornada laboral a una hora fija de modo que puedas organizar mejor tú tiempo libre.

2. Descansa durante treinta minutos a solas

Hoy en día parece que todos de alguna manera siempre tienen prisa. Ya no sabemos cómo descansar y relajarnos. Incluso tomar un café o una cerveza con los amigos parece haberse convertido en una conversación rápida de 30 minutos para enterarnos a groso modo que está sucediendo con sus vidas. ¿Cuándo fue la última vez que te sentaste sólo en un entorno tranquilo y dejaste que tus pensamientos se fueran volando de la habitación?

Con el fin de que puedas hacerle frente a todo el estrés al que te enfrentas todos los días, tienes que aprender a repasar tu día y pensar en todo lo que ha pasado. Si no lo haces, sólo amontonaras toda la negatividad y empezaras a hacer algo más tan pronto como llegues a casa hasta que lo olvides todo. Sin embargo, eso no quiere decir que no sigas molesto de forma inconsciente. Por lo tanto, siéntate durante al menos 30 minutos, toma una taza de café o té y apaga todo lo que pueda distraerte. No dejes que nada te moleste mientras disfrutas del silencio. De esta manera definitivamente descansaras del ajetreado día que has dejado atrás y resolverás todos los problemas en tu cabeza de forma sosegada.

3. Planifica tu próxima semana durante el fin de semana

Tenemos la tendencia de hacer un montón de planes para la semana siguiente pero a menudo nos olvidamos de ellos incluso si las hemos escrito. Debido a esto debes tomar una simple hora para organizar tu vida durante el fin de semana, así tendrás todo más organizado y aumentara tu productividad.

Por otra parte, cuando haces un plan para cenar con la familia o los amigos por lo general lo anotas en algún sitio mientras estas apurado realizando algo o simplemente confías en tu buena memoria para recordar la cita. Cuando estés sentado el sábado o el domingo, aprovecha para poner en orden tu agenda, además no te olvide de ver tus correos electrónicos y comprobar si posiblemente no te has olvidado algo.

4. Aprende a decir “no”

“Cuando digas SI a otros, asegúrate de que no te estés diciendo NO a ti mismo.”
Paulo Coelho (1947) es un novelista, dramaturgo y letrista brasileño

Tú no tienes mucho tiempo después del trabajo para hacer todo lo que quieres, así que necesitas aprender a decir “no” a la gente si quieres sobrevivir a tu semana de trabajo. Estoy seguro de que quieres ver a tus amigos, padres, arreglar algo en tu casa y pasar tiempo de calidad con tu familia después del trabajo. Por desgracia, el día es muy corto y no puedes hacer que todo eso suceda.

Por suerte para ti, hay más días de la semana por lo que seguro que encontraras una hora para ver a tus amigos en algún momento. Si todavía no puedes hacerlo, no fuerces tus planes pero diles a tus amigos o familiares que les vas a informar cuando vas a estar disponible durante el fin de semana y ve si eso les conviene. Ahora ya entiendes la importancia de tomar una hora para planificar, programar y escribir todo.

Además, si tus colegas quieres que les ayudes con algún trabajo, entonces tendrás que trabajar horas extras para poder ayudarlos, por lo tanto no digas automáticamente “Sí”, piénsalo más detalladamente. Si reprogramas algo en el último minuto puedes hacer un completo caos en tu programación semanal.

5. Escribe un blog

“La razón por la que escribo es para explicarme mi vida a mí mismo”
Pat Conroy (1945 – 2016) escritor estadounidense.

Hoy en día, casi todo el mundo tiene un blog y escribe su opinión sobre una amplia gama de temas. Si alguna vez te preguntaste por qué la gente lo hace, tal vez debes comenzar tu propio blog y verlo por ti mismo. Escribir nuestros pensamientos y compartirlos puede ayudarte a hacerle frente a determinadas situaciones y puede ser un recordatorio de cómo nos sentimos en un determinado momento de nuestra vida. Básicamente es tu diario que te ayuda a evitar cometer los mismos errores, mientras que al mismo tiempo ayudas a otras personas a lidiar con problemas similares.

Tu vida es probablemente, caótica y planificar es cada vez más difícil. Al escribir, tus mensajes caóticos en el blog se convertirán de pronto en artículos organizados y esto va a entrenar a tu cerebro para empezar a pensar de una manera más estructurada y lógica. Además, tanto tu trabajo como tu vida privada se beneficiarán ya que tendrás una idea clara de cómo te vas desarrollando como persona y las cosas que has logrado a lo largo del camino. Comenzar es bastante fácil, sólo tiene que pensar en un buen nombre, registrar un dominio, mirar un alojamiento asequible, y conseguir un buen tema de WordPress (muchos de los cuales son gratuitos).

Puedes tener un blog en funcionamiento dentro de un día, y entonces puedes empezar a expresar tu creatividad, lo que te ayudará a lidiar con tus problemas, emociones y te ayudara a ganar unos pocos seguidores en línea. Después de algún tiempo de haber escrito el blog, compara tus decisiones con las que tomabas anteriormente antes de empezar a escribir con regularidad. No te sorprendas al encontrar una mejora notable.

6. Ten claro cuáles son tus prioridades

Con el fin de utilizar mejor tu tiempo, necesitas tener claro tus prioridades. No descuides las cosas importantes de tu vida sólo porque surge algo inesperado. Si realmente quieres algo, tú vas a hacer que eso suceda. La mejor manera para que esto ocurra es no dejar que otras cosas obstaculicen tu camino.

Si tu hijo tiene su primer partido de futbol y tú tienes un montón de trabajo por delante para completar para mañana, recuerda que ese gran momento se quedará grabado en la memoria de tu hijo para siempre. Es muy importante ser capaz de filtrar las cosas que son importantes, así que no dudes de posponer algunas tareas sin importancia y anota lo que tenías que hacer en una hoja de papel. Seguro que encontraras una manera de termínalo más adelante.

utiliza tu tiempo

7. Adapta otros planes en tu agenda

Tener una vida fuera del trabajo es increíblemente importante. Durante tu tiempo libre puedes recargar tus baterías, haz tu pasatiempo favorito y pasa tiempo con tu familia. Al planear cualquier otro evento, asegúrate de que no adaptas tu horario personal a los de ellos, más bien al contrario, que los otros se adapten a tu agenda.

8. Ejercítate antes de trabajar

Al hacer ejercicio antes del trabajo te va a dejar más tiempo después de que salgas de tu oficina para dedicarlo a otras responsabilidades, al mismo tiempo ya estarás mas relajado para el estresante día que tienes delante de ti. Si estás acostumbrado a hacer ejercicio después del trabajo, trata de correr o hacer ejercicio en la mañana. Por supuesto que esto va a aumentar tu productividad, ya que las endorfinas te ayudarán a mantener la calma y mantener la concentración. Si no has intentado hacer ejercicios por la mañana, definitivamente debes darle una oportunidad y ver cómo tu cuerpo y mente responden.

9. No hagas caso a las redes sociales y apaga el ordenador

Esto sin duda te ha ocurrido en algún momento. Tú comienzas a navegar por Facebook o empiezas a chatear con tus amigos y cuando miras el reloj te das cuenta que lo has estado haciendo durante una hora o incluso más. Esto es un muy mal hábito y pierdes muchísimo tiempo en algo sin sentido. Cuando llegas a casa del trabajo e inmediatamente empiezas a entrar en todas tus cuentas, comienzas a distanciarte lentamente a ti mismo de la realidad y pierdes la noción del tiempo. De esta manera, en lugar de jugar con tus hijos o hablar con tú pareja, terminas perdiendo el tiempo en las redes sociales.

Si quieres ser productivo, utiliza el tiempo empleado en Facebook o Twitter para intentar promoverte a ti o a tu empresa y que sea corto. Puede utilizar una hora o dos de lo que has ahorrado para tomar una copa con tus amigos en el bar más cercano y obtener noticias y chismes de primera mano. Sé que es muy difícil que puedas simplemente desconectarte, ya que todos estamos acostumbrados a ver lo que está pasando en internet pero puedes establecer una alarma y limitar el uso de las redes sociales.

10. No planifiques demasiadas cosas

La gente se vuelve caótica y desorganizada cuando quieren exprimir todos sus planes en una sola noche. ¡Es imposible! Es totalmente comprensible que desees hacer todas esas cosas interesantes a la vez, pero no te puedes clonar a ti mismo (al menos por ahora).

No planifiques demasiadas cosas a la vez. Mediante el uso de la fórmula de establecer prioridades y la estrategia de decir “no”, fácilmente podrás elegir que planes vas a realizar, cuáles vaa a tener que posponer o incluso cancelar. Aunque tengas una agenda muy ajustada que permita realizar todas las actividades, todavía tendrás que sacrificar algo para no hacer todo de forma precipitada.

Conclusión

Hay muchas cosas que suceden en nuestras vidas y es muy difícil hacer un seguimiento de todo lo que está sucediendo. Sin embargo, es necesario pensar en tu familia, amigos y en ti mismo con el fin de poder organizar bien tu agenda y utilizar tu tiempo después del trabajo de la mejor manera posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *