8 razones que te mantienen pobre incluso con un ingreso razonable

“El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.”
Benjamin Franklin (1706 – 1790) político, científico e inventor estadounidense.

¿Te has preguntado alguna vez a donde fue todo tu dinero? ¿A menudo reflexionas sobre por qué no hay dinero en tu cuenta bancaria al final de cada mes? ¿Te has encontrado con frecuencia pensando en los agujeros invisibles a través de los cuales tus fondos se desvanecen? Si es así, has llegado al lugar correcto. Te puedo decir exactamente las razones por las que eres incapaz de ahorrar dinero a pesar de que puedas estar ganando un sueldo decente.

Estas son las 8 razones principales por las que no puedes ahorrar:

Gastas más a medida que tienes más ingresos.

No hay daño en aumentar tu nivel de vida cuando puedes. Sin embargo, si eres una persona que está constantemente buscando maneras de gastar el dinero, es probable que te encuentres en una situación difícil en un futuro cercano. Si continuamente estas elevando tu gasto en conjunto con cualquier aumento de tus ingresos (o incluso sin ello), va a ser muy difícil que puedas verdaderamente ahorrar.

Trata de mantener tus gastos a un nivel constante mientras exploras formas alternativas de aumentar tus ingresos. ¡Ese es el camino hacia el éxito!

Te centras en el presente sin preocuparte por el futuro.

Por lo general cuando las personas les resulta difícil hacer frente a un problema optan por ignorarlo. Esta es una receta segura para el desastre. Lo mismo es en el caso de tus finanzas. Generalmente las personas se centran en las necesidades del momento pensando ilusoriamente que las necesidades futuras se solventaran de alguna manera.

Es necesario tomar el futuro en perspectiva cada vez que estas tomando cualquier decisión financiera. A pesar de que es bueno hacerte cargo de todo en el presente, haz lo mejor para garantizar tu futuro.

Piensas que es demasiado pronto para empezar a ahorrar.

Cuando se es joven es fácil dejarse llevar por los diversos placeres que el dinero puede comprar. La gente suele pensar que en ese momento de su vida es demasiado pronto para empezar a ahorrar o invertir. ¡Incorrecto! Nunca es demasiado temprano para ahorrar una parte de tus ingresos, no importa cuán bajo o alto sean los mismos.

¡Comienza a ahorrar hoy! De hecho, los expertos dicen que debes ahorrar antes de gastar. Aparta a un lado una parte del dinero o los ingresos que obtengas y luego si quieres puedes ¡gastar el resto!

No llevas un registro de tu dinero.

Todos pensamos que sabemos de dónde viene nuestro dinero y a dónde va. Por desgracia, eso no es cierto para la mayoría de nosotros. Puede que seamos conscientes de nuestros gastos principales pero las cosas pequeñas por lo general se comen nuestras finanzas más que las grandes.

Es una excelente idea empezar a llevar un diario de todos tus ingresos y gastos, no importa si son grandes o pequeños. De esta manera tendrás mejor idea de los gastos y podrás controlar tus finanzas.

llevar un presupuesto

No llevas un presupuesto.

Tú deberías estar documentado todo. Por otra parte es posible que eches en falta un punto de partida, tener un presupuesto mensual. Tener un presupuesto realista y bien documentado es fundamental para tu planificación financiera y tu éxito.

Realiza un presupuesto y adhiérete a él. Puedo decir esto por mi propia experiencia: esto puede marcar una gran diferencia en cómo miras tu dinero. En ausencia de un presupuesto es muy fácil dejarse llevar y realizar gastos innecesarios.

Eres poco claro acerca de tus necesidades, deseos y finanzas.

Con el fin de ahorrar dinero y crear riqueza, es de suma importancia que te preocupes por todos los aspectos que conlleva tu vida. De todos esos es necesario dar prioridad a tus objetivos financieros. Si hacerte rico es una prioridad para ti, entonces necesitas sacrificar algunos placeres te guste o no.

Se claro sobre tus metas y anótalas en un cuaderno. Revisarlo a intervalos regulares para recordar que es lo que quieres y mantenerte en el camino hacia ello.

Haces caso omiso de tus deudas.

Para muchas personas en el mundo de hoy, los intereses se comen una gran parte de sus finanzas. Esto es un hecho doloroso. Aun así, no saben cómo salir de este círculo vicioso, lo que les deja con poco o ningún ahorro.

En primer lugar, pon el pago de tu deudas como una prioridad en tu agenda. Elabora un plan para esto y cúmplelo al pie de la letra, no importa que pase. Tú no quieres pensar que eres pobre, ¿verdad?

Estas constantemente actualizando tus aparatos electrónicos.

Hay personas que no ponen límite para esto. Si bien no existe ningún daño en comprar aparatos que en realidad necesitas, comprar algo sólo porque existe una nueva versión de tu móvil disponible en el mercado sin duda te causará más daño que beneficio

Toma las riendas de tu vida hoy. Haz lo que hay que hacer en este momento. Tú puedes hacerlo. Hazte un favor y comienza tu camino de convertirte en rico a partir de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *